Estás usando una versión desactualizada de este navegador (). Es probable que este sitio web no se muestre de forma adecuada o presente errores en su funcionamiento. Por favor, actualiza este navegador desde el sitio oficial del desarrollador.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario. Más información

Estimados compañeros:

En una época extraña, se echan de menos unas perspectivas de fiestas un poquito más halagüeñas. Si la Navidad es una época de acercamiento, de risas, de abrazos y de compartir con amigos y familia, la pandemia nos deja un panorama muy poco alentador. Pero las esencias de estos días son y serán, a pesar de todo inmutables e imperecederas. Llega el momento de poner en valor el simple hecho de poder estar, de tener una familia y los bienes suficientes para no pasar hambre o frio. Realmente somos privilegiados. Y la pandemia, desgraciadamente, ha dejado bien a la vista nuestras mayores miserias como seres humanos. Es necesario aprovechar estos momentos para hacer una inevitable reflexión y tratar, esta vez de verdad, afianzar un propósito de año nuevo que nos ayude a ser mejores y a valorar todo lo verdaderamente importante, en su justa medida.

Disfrutar de cada día que viene, de cada pequeña cosa que atesoramos sin darle importancia y olvidar todo lo que hoy no tenemos. En la balanza seguro que hay muchas cosas por las que dar gracias. Os pido que os cuidéis y seáis responsables y que podáis disfrutar de estos días que son un regalo. La directiva de SEMO os desea una muy Feliz Navidad y un próspero y saludable 2021.

Un fuerte abrazo.